AHD LIFESTYLE- Dream Bedrooms

Actualizado: jul 7


Alejandra & Elisa

Te guían en cómo hacer de tu habitación un pequeño paraíso.


Es indiscutible que hay pocas cosas más placenteras que el momento en que entras a una espectacular habitación de hotel. Una cama amplia, con un buen colchón, perfectamente bien tendida, con cojines abullonados, almohadas esponjadas, cobijas extra, y la iluminación perfecta.... Sólo dan ganas de recostarse en la cama y quedarse a vivir en ese pequeño paraíso.

Hoy queremos mostrárte cómo hacer para que tu habitación en casa te genere esa sensación de bienestar que tanto nos gusta de los hoteles.

Empecemos por lo básico: la cama. Una cama debe ser del tamaño justo según tus necesidades. Si es para compartir en pareja, sugerimos los tamaños King (2.00m) o Queen (1.60m), pues es importante que haya suficiente espacio para dos, sin necesidad de dormir incómodos. Para adultos solteros, es perfecto el tamaños Doble (1.40m), para adolescentes recomendamos Semi-Doble (1.20m), y finalmente para niños el Twin (1.00m) o Small Twin (90cm). Si ya tienes el tamaño del colchón definido, puedes pensar en el diseño de la cama. Un lindo espaldar o cabecero siempre hará que tu cama luzca más acogedora y cómoda. El espaldar puede ser tapizado liso, para un look más moderno, capitoneado para dar un ambiente más romántico y clásico, o puede tener detalles como estoperoles o botones para algo totalmente atemporal.


Crea varias capas sobre tu cama para hacerla más acogedora. Mezcla sábanas, duvets, mantas y cojines para crear un ambiente perfecto!


El espaldar no debe ser ni muy alto ni muy bajito, idealmente recomendamos que queden por lo menos 60 cm libres de espaldar por encima del colchón. Esto es un espacio suficiente para poder apoyar la cabeza al sentarse o recostarse, y también para que alcance a sobresalir por encima de las almohadas y cojines decorativos que se organicen sobre la cama. Idealmente sugerimos entre 1.10m y 1.30m de alto total en la espalda, tomando la atura desde el piso. A véces, si es más alto que esto, se puede ver desproporcionado y dar la impresión de trono, un tanto ostentoso. Por supuesto hay excepciones, por ejemplo cuando el espaldar es una pieza en madera tallada, un calado antiguo, o un gran tapiz, los cuales se usan más a modo de cuadro u objeto artístico que como un simple espaldar. Estos pueden ocupar incluso toda la pared.

Algo que sugerimos, siempre y cuando haya espacio en la habitación, es un ottoman en los pies de la cama, una poltrona en una esquina, o para cuartos más grandes, un cómodo chaise longue. Estas versátiles piezas mobiliarias sirven para leer, descansar, ponerse los zapátos, o dejar tu chaqueta y cartera cuando llegas a casa!


Ahora falta elegir algo indispensable: la lencería. Intenta elegir sábanas, duvet covers, mantas y colchas en tonos claros, pues estos le darán un aspecto de limpieza, amplitud y elegancia a tu habitación. Elige bien el material, en Alelí recomendamos sábanas en algodón de 300 hilos para arriba, y duvet covers en algodón o lino. Las mantas portuguesas son una excelente opción para un look más elegante y clásico. Son delgadas, de un material muy fino, y no se arrugan fácilmente. Puedes tender tus tendidos hacia arriba, de la forma tradicional, o doblados en capas en la parte de los pies.


No olvides las paredes, especialmente la del respaldo de la cama. Pintarla de algún color, usar papel de colgadura, o colgar pequeños cuadros encima del espaldar, son opciones lindas, en las cuales hay variedad desde lo mas sobrio hasta opciones lanzadas y atrevidas!

En conclusión, no le temas a crear varias capas en tu cama. Entre sábanas, duvets, mantas, almohadas y cojines, arma tu cama para que se convierta en un pequeño paraíso al cual llegas a descansar al final del día!

Para finalizar, un tema clave: el color. Ideal usarlo como piezas de acento en los cojines; escoge una gama de colores con la cual te sientas cómodo y arma un set en distintos tamaños. Aunque su función pareciera ser solo decorativa, también te brindan comodidad a la hora de recostarte a descansar un rato o a leer. Por las noches, retíralos a un lado de la cama antes de acostarte.


Derechos Reservados Alelí Home Decor


0 vistas